5 fantasías sexuales que tenés que cumplir antes de morir

1. Hacer un trío


"Podíamos haber tenido más sexo, pero no había gente suficiente", dijo en una ocasión Woody Allen que, en otro momento, añadió "el sexo entre dos es algo hermoso, pero entre cinco es fantástico".

Hacer un trío es una de las fantasías sexuales más comunes entre hombres y mujeres. Una consecuencia lógica para cualquier mente mínimamente inquieta y con ganas de darle la vuelta a las cosas, que puede fácilmente preguntarse cómo será el sexo con la introducción de un tercer personaje.

2. Probar con una persona de tu mismo sexo 

Según un artículo del Huffington Post titulado 11 Cosas que siempre quiso saber sobre el sexo lésbico y nunca se atrevió a preguntar, el 80% de las mujeres heterosexuales ha tenido fantasías lésbicas.


3. Practicar el sexo con alguien que no hable ni una sola palabra de tu idioma.

En un artículo de 2forcouples.com, titulado Lovers who speek different languages (literally), el escritor canadiense Mark Moyes relataba sus experiencias cuando fue a vivir un tiempo a Japón y conoció a una japonesa con la que intimó. El completo desconocimiento de la lengua del otro, convirtió la relación de pareja en una película muda o, como mucho, en una de Tarzán en la que los diálogos se reducían a la frase "yo Tarzán, tu Jane", pero la falta de entendimiento, lejos de ser un impedimento para la relación o para el sexo, como reconoce Moyes, fue más bien una ventaja. El escritor aprendió mucho sobre comunicación no verbal y, como cuenta en el artículo, "el amor y sus más primitivos elementos: actitud protectora, ternura, intimidad... crecen más rápido cuando uno no puede protegerse detrás de las palabras. Cuando solo eres algo".


4. Explorar el sexo tántrico

Hace cientos de años los tántricos desarrollaron su doctrina para adquirir un mayor nivel de consciencia y se valieron del sexo porque estaban convencidos de que la sexualidad es la mayor fuente de energía de que dispone el ser humano. Hoy en día, la palabra tantra nos remite automáticamente a la idea de una serie de prácticas sexuales para retrasar la eyaculación y potenciar el orgasmo.

5. Tener una aventura

Un compañero sexual sin compromiso con el que explorar las diferentes facetas de la sexualidad es un perfecto entrenamiento para crecer en este ámbito, además de proporcionar una sensación de aventura gracias a los encuentros en lugares poco comunes, la puesta en práctica de nuevas posturas, las visitas imprevistas a altas horas de la madrugada y demás ideas que vayan surgiendo por ambas partes.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Los demisexuales llegaron para quedarse

Personas que solo pueden sentir atracción sexual hacia gente con la que tengan lazos afectivos y emocionales muy sólidos.

Mia Khalifa sufre amenzas del Estado Islámico

Ex actriz porno alarmó a sus fans en redes sociales.

La música genera las mismas sustancias placenteras que el sexo

La música y el sexo generan las mismas sensaciones en nuestro cuerpo.