Aprovecha la soltería para descubrir la persona que deseas ser en la cama

Este es un buen momento para experimentar cosas nuevas.

Archivado en:

La soltería puede ser una experiencia súper rica en varios sentidos, especialmente en el caso particular de la sexualidad y el sexo; podes vivirla como un camino de autoconocimiento para descubrir qué cosas te encienden en la cama, darte cuenta en cuáles eres una buena amante, perfeccionarte y hasta para experimentar el sexo casual, un trío o un jugueteo lésbico, ¿por qué no?

Decile SÍ a la masturbación

¡Despójate de tus prejuicios, y anímate a masturbarte! Porque si ni siquiera conoces cuáles son las caricias que más te calientan, menos podrás saberlo cuando estés en pareja. A través de la comunicación verbal o de los gestos y gemidos, luego podrás indicarle si eso te gusta o no, si está bien así o lo deseas más suave, ¡o más fuerte!

Sexo casual

Conocer a una persona en un bar, coquetear, compartir unas copas, comenzar a besarse adelante de todos y terminar en su cama es más o menos como la danza de un lobo –¡o una loba!- cuando va a cazar a su presa. Incluso, el hecho de que quizás nunca más vuelvas a verlo puede ser liberador.

¡Claro! Como la única expectativa que tenes es disfrutar de ese momento, estarás mucho más enfocada en tu placer y en pasarla bien. Poco importará cómo te ves con esa luz, si estás siendo demasiado ruidosa o si no te invita a pasar la noche con él; ¡sólo querrás disfrutar!

El sexo casual es una vía más para descubrir lo que deseas ser en la cama y darle rienda suelta.

¿Te animás a más?

Si tenes espíritu aventurero y estás fantaseando con cosas nuevas, como un trío o una relación lésbica, la soltería es tu momento para hacerlo, pero antes de lanzarte a la aventura, mi recomendación por excelencia es que estés súper segura.

¿Por qué? Las fantasías habitan en el terreno de lo imaginario, pero cuando las concretas suelen ser bastante diferentes a lo que una esperaba.