Estos son los fetiches más extraños del mundo

Mecanofilia

La mecanofilia es un tipo de parafilia en la que se siente una gran atracción sexual hacia las máquinas, sobre todo hacia los vehículos de cuatro ruedas. Pero lo que lo que les atrae a estas personas no es mantener relaciones sexuales en el vehículo o fuera de él, sino que lo que les excita es la máquina en sí.


Parcialismo

El parcialismo es una conducta fetichista que se encuentra dentro de las parafilias no especificadas y se caracteriza porque la atención se centra exclusivamente en una parte del cuerpo como pueden ser las manos, los pies, el ombligo, las orejas... para lograr la excitación sexual. El más habitual es la podofilia, es decir excitarse con los pies. Pero también pueden ser las manos o los pies con tacones. Los casos extremos solamente sienten excitación al tener relaciones sexuales con esa parte del cuerpo.

Salirofilia

Los salirofílicos se excitan con lo sucio. Aquellos que padecen este fetichismo únicamente obtienen placer al ensuciar o denigrar a su pareja o amante pero sin que sufra daño físico. Esta parafilia engloba muchas conductas entre las que destacan: el bukkake (un grupo de hombres se turna para eyacular sobre la mujer) y la urofilia o lo que es lo mismo la ''lluvia dorada'' (es decir, orinar sobre tu pareja).

Ursusagalamatofilia

Este término se aplica a las personas a las que les gusta mantener relaciones sexuales con disfraces de animales o tener encuentros eróticos con personas que llevan ese tipo de ropa. Es poco habitual, pero existe y en su caso más extremo la excitación se encuentra en la masturbación con peluches.

Hematofilia

También se conoce como fetichismo vampírico, ya que implica la utilización de sangre durante el acto sexual. No solamente les excita el cuerpo lleno de sangre, sino que el fetiche también incluye... ¡Bebérsela!


Espectrofilia

La espectrofilia básicamente se refiere al fenómeno que consiste en un encuentro sexual entre entes del mundo de los espíritus y personas de nuestro mundo. Son muchos los que han asegurado tener relaciones sexuales con fantasmas, aunque creer o no creer ya depende de cada uno.

Cleptolagnia

Se trata de la excitación sexual mediante el robo. Suelen empezar robándole a su pareja y, luego, amplían su campo incluso robando a extraños. Los objetos robados suelen ser pequeños y no tienen importancia en sí, lo que de verdad les importa es poder esconderlos con facilidad para luego excitarse.

Formicofilia

Esta es una de las más raras, consiste en la excitación por tener insectos en cualquier parte del cuerpo (aunque, en general, la excitación es mayor si los insectos están en las partes íntimas).


Hibristofilia

Esta parafilia consiste en la excitación al tener relaciones sexuales con personas peligrosas tales como asesinos, violadores, ladrones...Las personas que se excitan sexualmente o logran el orgasmo mediante este patrón de comportamiento sexual (en el que los delincuentes se llevan la palma) también se ven atraídos por personas que engañan, que son infieles o que son grandes mentirosos.

Autonepiofilia

La autonepiofilia o infantilismo parafílico es una parafilia caracterizada por el deseo de llevar pañales y ser tratado como un niño pequeño. Es distinto de la pedofilia. Los autonepiofílicos pueden masturbarse con un pañal puesto o disfrutar mirando a la otra persona con un pañal.


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Los demisexuales llegaron para quedarse

Personas que solo pueden sentir atracción sexual hacia gente con la que tengan lazos afectivos y emocionales muy sólidos.

Mia Khalifa sufre amenzas del Estado Islámico

Ex actriz porno alarmó a sus fans en redes sociales.

La música genera las mismas sustancias placenteras que el sexo

La música y el sexo generan las mismas sensaciones en nuestro cuerpo.