Birdman arrasa en los Premios Oscar 2015

Neil Patrick Harris presentó una gala ágil y muy divertida.

Archivado en:

 Unas elecciones controvertidas y unos Premios Oscar que levantarán tantas pasiones como odios es lo que se ha podido ver en la gala que ha tenido lugar en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

Contra todo pronóstico la cinta de Alejandro González Iñarritu, Birdman, se ha alzado con los premios más importantes desbancando a la favorita, Boyhood, el experimento cinematográfico de Richard Linklater.

El Gran Hotel Budapest de Wes Anderson ha vencido, como cabía esperar, en las categorías técnicas y se ha reconocido el valor de una cinta casi artesana. Eso sí, entre los intérpretes ha habido pocas sorpresas. El mejor actor principal ha sido Eddie Redmayne, por el biopic de Stephen Hawking La Teoría del Todo y la Alice de Siempre Alice le ha dado la alegría final a Julianne Moore, quien se llevaba de calle la estatuilla a mejor actriz enfundada en un vestido de alta costura de Chanel diseñado por ella misma.

Entre los secundarios tampoco ha habido sorpresas y Patricia Arquette se llevaba el premio por ser la madre de Boyhood a lo largo de doce años reales y JK Simmons se alzaba con el galardón a mejor secundario por la sorpresa indie del año, Whiplash.